Ads 468x60px

domingo, 20 de enero de 2013

Jennifer Lawrence: con hambre de triunfo




A sus 22 años, Jennifer Lawrence está nominada por segunda ocasión al Oscar como Mejor Actriz por su protagónico en la cinta “Los Juegos del Destino” (“Silver Linings Playbook”, 2012), y aunque podría parecer una chica normal o incluso lucir tímida o reservada, la realidad es que en su rostro se adivina el hambre de triunfo.

En una corta pero sólida carrera, la actriz tuvo su primera nominación al premio de la Academia en la misma categoría en el 2011, por el papel de Ree en “Invierno Profundo” (“Winters Bone”, 2010). En esa ocasión, se dijo que la sola nominación era su premio, pues apenas empezaba a ser conocida, pero este año su nombre suena como favorita para obtener la codiciada estatuilla.




La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood la reconoció el pasado 13 de enero al otorgarle el Globo de Oro como Mejor Actriz de Comedia o Musical justamente por “Los Juegos del Destino”, convirtiéndola de inmediato en una seria aspirante al Oscar.

Y es que luego de desfilar con pequeños papeles por series de televisión como “Monk”, “Cold Case” o “Medium” y en el debut como directora de cine de la actriz Lori Petty (a quien hemos visto en “Un Equipo Muy Especial” y “Tank Girl”), Lawrence no ha hecho otra cosa que comerse al mundo.

EN VENECIA…

En el 2008, la chica originaria de Kentucky, Estados Unidos, le robó cámara a la mismísima Charlize Theron en el primer largometraje del mexicano Guillermo Arriaga, “Fuego” (2008), por cuyo trabajo recibió el premio Marcello Mastroianni en el Festival de Cine de Venecia.

Este galardón, que reconoce el talento de actores jóvenes, ha sido otorgado a personalidades como Gael García Bernal y Diego Luna por “Y Tu Mamá También”, y a Mila Kunis por “El Cisne Negro”.

Sin embargo, el impacto que causó con “Invierno Profundo”, si se toma en cuenta no sólo su actuación, sino el número de nominaciones y premios que le dio, fue un momento crucial en su carrera.

De ahí en adelante, podríamos decir que más que una selección de los proyectos en los que participa, Lawrence se ha encargado de hacer una “curaduría” de los mismos, pues cada uno (más allá de su propio valor artístico o del beneficio obtenido en la taquilla) le ha permitido demostrar sus capacidades.

No sólo se trata de la expresividad de su rostro y la profundidad de su mirada, que hablan de un alma vieja o de una actriz nata (se reporta que no ha estudiado actuación formalmente) que es capaz de habitar el interior de los universos de sus personajes, para luego emerger de ellos y recrearlos a través de su acción frente a la cámara.

También es encomiable la facilidad que tiene para reinventarse y transformar su humor y, con ello, contagiar la atmósfera de cada set al transitar de la comedia al drama y de regreso, como quien pasa del jardín al sótano de una casa en la que ha vivido durante años.

“Al audicionar para este papel (de ‘Invierno Profundo’) me dijeron que no tenía el look adecuado, pero estuvo bien. Nunca he tenido problema para salir de la comedia y entrar al drama, nunca ha sido raro para mí”, dijo en conferencia de prensa durante el almuerzo de nominados al Oscar del 2011.

La anécdota vino a colación porque Jodie Foster dudó en contratarla para actuar en “Mi Otro Yo”, con Mel Gibson; la veía “muy oscura” para participar en su comedia. Pero al presentarse a la audición y darle la impresión de que la chica parecía una tonta, Lawrence tuvo la certeza de haberse anotado otro acierto.

‘X MEN’

Si con el historial acumulado Lawrence había convencido a la comunidad hollywoodense como actriz, el ser elegida para participar en “X Men: Primera Generación” (“X Men First Class”, 2011) y, particularmente, en la naciente saga de “Los Juegos del Hambre” (“The Hunger Games”, 2012), cuya segunda parte, “Catching Fire”, se estrenará en el presente año, la confirma como la estrella de cine cuyos pasos hay que seguir de hoy en adelante.

MEJOR ACTRIZ

Falta ver si el próximo 24 de febrero Oscar cae también ante los encantos de esta chica y decide acompañarla a casa y, como con muchos, entrarle a su “juego”.

Aunque Lawrence no la tiene fácil. La categoría de Mejor Actriz la completan las nominadas Naomi Watts, Jessica Chastain, Emmanuelle Riva y Quvenzhané Wallis, por lo que a poco más de un mes de que se realice la ceremonia de premiación nada está escrito todavía.


» Como toda estrella en ascenso, lo que Lawrence haga o diga genera desde ya una alta dosis de reacciones de críticos, compañeras del mundo del espectáculo y, obviamente, de la implacable audiencia de las redes sociales.

» Al recibir el Globo de Oro el domingo pasado, la actriz inició su discurso de agradecimiento diciendo: “¡Le gané a Meryl!”, lo que se interpretó como una falta de respeto a Meryl Streep, quien también estaba nominada por su trabajo en “Hope Springs”, generándole ácidos cuestionamientos en el ciberespacio.

» Lindsay Lohan la criticó vía Twitter, por lo que tuvo que hacer una aclaración pública en el programa de David Letterman, ya que en las redes se empezaba a generar un movimiento de repudio contra ella.

» Lawrence dijo que la frase fue en alusión a una escena de la cinta “El Club de las Divorciadas” (“First Wives Club”, 1996), en la que el personaje de Bette Midler visita al que interpreta Goldie Hawn (una actriz caída en el olvido), toma su Oscar y exclama: “¿Saben qué dice? Dice: ‘¡Le gané a Meryl!’”.

» Durante el show, la actriz afirmó admirar a Streep, a quien no conoce personalmente.

zocalo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...